SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

¡Oh Corazón de Jesús! Yo quiero consagrarme a ti con todo el fervor de mi espíritu. Sobre el ara del altar en que te inmolas por mi amor, deposito todo mi ser; mi cuerpo que respetaré como templo en que tú habitas; mi alma que cultivaré como jardín en que te recreas; mis sentidos, que guardaré como puertas de tentación; mis potencias, que abriré a las inspiraciones de tu gracia; mis pensamientos, que apartaré de las ilusiones del mundo; mis deseos, que pondré en la felicidad del Paraíso; mis virtudes que florecerán a la sombra de tu protección; mis pasiones, que se someterán al freno de tus mandamientos; y hasta mis pecados, que detestaré mientras haya odio en mi pecho, y que lloraré sin cesar mientras haya lágrimas en mis ojos. Mi corazón quiere desde hoy ser para siempre todo tuyo, así como tú, ¡oh Corazón divino! has querido ser siempre todo mío. Tuyo todo, tuyo siempre; no más culpas, no más tibieza. Yo te serviré por los que te ofenden; pensaré en ti por los que te olvidan; te amaré por los que te odian; y rogaré y gemiré, y me sacrificaré por los que te blasfeman sin conocerte. Tú, que penetras los corazones, y sabes la sinceridad de mi deseo, comunícame aquella gracia que hace al débil omnipotente, dame el triunfo del valor en las batallas de la tierra, y cíñeme la oliva de la paz en las mansiones de la gloria.
Amén.

Recopilado por José Gálvez Krüger

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en IGLESIA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

  1. Blanca dijo:

    Hay un corazón que mana,
    que palpita en el Sagrario,
    el corazón solitario,
    que se alimenta de amor.

    Es un corazón paciente,
    es un corazón amigo,
    el que habita en el olvido,
    el corazón de tu Dios.

    Es un corazón que ama,
    un corazón que perdona,
    que te conoce y que toma,
    de tu vida lo peor.

    Que comenzó esta tarea
    una tarde en el Calvario,
    y que ahora desde el Sagrario
    tan sólo quiere tu amor.

    Decidle a todos que vengan
    a la fuente de la vida.
    Hay una historia escondida
    dentro de este corazón.

    Decidles que hay esperanza,
    que todo tiene un sentido.
    Que Jesucristo está vivo,
    decidles que existe Dios.

    Es el corazón que llora
    en la casa de Betania.
    El corazón que acompaña
    a los dos de Emaús.

    Es el corazón que al joven
    rico amó con la mirada.
    El que a Pedro perdonaba
    después de su negación.

    Es el corazón en lucha
    del huerto de los Olivos,
    que amando a sus enemigos
    hizo creer al ladrón.

    Es el corazón que salva
    por su fe a quien se le acerca.
    Que mostró su herida abierta
    al apóstol que dudó.

    Decidle a todos que vengan
    a la fuente de la vida.
    Que hay una historia escondida
    dentro de este corazón.

    Decidles que hay esperanza,
    que todo tiene un sentido.
    Que Jesucristo está vivo,
    decidles que existe Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s