LA BONDAD DE DIOS

J. con un niño 3

 

SALMOS 107:1

Cuando los hombres podemos ver y experimentar lo bueno

de Dios, siempre somos fortalecidos; podemos decir que la

bondad de Dios corresponde a la perfección de su misma

naturaleza.

La palabra asegura y declara que Dios es infinitamente

bueno; no hay nada más que se tenga que agregar.

Dios siendo bueno es el autor y creador de todo lo bueno.

Sal. 119:68

Todo lo que emana de Dios: decretos, leyes, la creación, y

el hombre en su origen, son buenos. Gn. 1:31

El Salmista reconoció la bondad de Dios y determinó

esperar en Dios porque, él es bueno. Sal. 52:9 Lo bueno de

Dios lo lleva a ser tierno y solidario con la creación. Sal.

119:68

La bondad de Dios jamás cambia, ni se envejece, tampoco

mengua, porque nuestro Dios es inmutable.

 

Alabemos a Dios porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en LA ALEGRÍA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LA BONDAD DE DIOS

  1. Blanca dijo:

    La bondad de Dios jamás cambia, ni se envejece, tampoco
    mengua, porque nuestro Dios es inmutable.
    Alabemos a Dios porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

    Un abrazo querida Sor Purísima.!!

  2. maribelad87 dijo:

    La bondad de Dios me vivifica y me cuida. Gracias por recordar estos salmos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s