DÍA DE LA VIDA CONSAGRADA

 2 de febrero 2012

La vida consagrada es una vocación no una carrera, significa una llamada divina; “Dios llama especialmente a algunos fieles a dicho estado, para que gocen de este don peculiar en la vida de la Iglesia y favorezcan su misión salvífica de acuerdo con el fin y el espíritu del instituto”. En esta llamada la persona encuentra plenitud en el amor desarrollando sus capacidades, valores talentos, virtudes, en sí toda su integridad; frente a los ojos de Dios que le dice, “con amor eterno te he amado, por eso prolongare mi cariño hacia ti”.

El consagrado responde como signo profético, escatológico que atrae a los hombres a la vida cristiana con un corazón grande “Amarás a tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tus fuerzas.”. Siempre reflexionando la realidad que le toca vivir. Como dice Fray Carlos Aspiros Costas: “Para mí, la vida consagrada significa algo así como tener los dos pies en la tierra, […] estar bien enraizados en la realidad […] Tenemos los pies en el mundo, pero con horizontes amplios, sin techo alguno por encima de nuestras cabezas, sin muros que aprisionen”.

La   vocación religiosa

La   vocación religiosa es un misterio de amor entre un Dios que llama y un ser   humano que le responde libremente y por amor. La vocación es un misterio de   elección divina. No me habéis elegido vosotros a Mí, sino que yo os he   elegido a vosotros y os he destinado para que vayáis y deis fruto y vuestro fruto   dure (Jn 15,16). Antes de haberte formado en el seno materno, te   conocía y, antes que nacieses, te tenía consagrado (Jer 1, 5).

   La vocación es una llamada y una gracia; está     fuera de nuestras posibilidades el inspirarla y hacerla nacer.

La iniciativa es de Dios. Es una constante en las vocaciones bíblicas y lo     repite Jesús: No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os     ha elegido. Es necesario orar y trabajar, acoger y dar gracias, aún sólo     por una vocación, observar y descubrir.

La vocación es un camino     estrechamente unido a la maduración en la fe, en un diálogo con Dios que     dura toda la vida. La condición fundamental para que surja, dice el Rector     Mayor de la Familia Salesiana, es desarrollar la vida cristiana en todos sus     aspectos: verdad, costumbres, oración.

Una fuerte personalización de la fe y una vida interiormente unida a Cristo     son indispensables para que maduren propuestas según la palabra del Señor.     ¿Recordáis el diálogo del joven rico con Jesús? Pues bien, no basta ser     honestos. Se trata de captar dimensiones misteriosas de nuestra existencia.

Cada uno experimenta esta llamada, porque Dios tiene un proyecto para cada     persona.

Configuración con Cristo

Se alcanza este fruto por la especial relación con Jesús que a igual que a sus discípulos que les invita no solo a acoger el reino de Dios, sino a poner toda su persona al servicio de esta causa, dejando todo e imitando su vida más de cerca (virgen, pobre, obediente). “Por esto, los miembros de cualquier Instituto, buscando sólo, y sobre todo, a Dios, deben unir la contemplación, por la que se unen a Él con la mente y con el corazón, al amor apostólico, con el que se han de esforzar por asociarse a la obra de la Redención y por extender el Reino de Dios.”[35]. 

ORACIÓN DE JUAN PABLO II

Padre Bueno, en Cristo tu Hijo nos revelas tu amor, nos abrazas como a tus hijos y nos ofreces la posibilidad de descubrir, en tu voluntad, los rasgos de nuestro verdadero rostro.

Padre santo, Tú nos llamas a ser santos como Tú eres santo. Te pedimos que nunca falten a tu Iglesia ministros y apóstoles santos que, con la palabra y con los sacramentos, preparen el camino para el encuentro contigo.

Padre misericordioso, da a la Humanidad extraviada, hombres y mujeres, que, con el testimonio de una vida transfigurada, a imagen de tu Hijo, caminen alegremente con todos los demás hermanos y hermanas hacia la patria celestial.

Padre nuestro, con la voz de tu Espíritu Santo, y confiando en la materna intercesión de María, te pedimos ardientemente: manda a tu Iglesia sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Consagrados que sean testimonios valientes de tu infinita bondad. ¡Amén!

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en VIDA CONSAGRADA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a DÍA DE LA VIDA CONSAGRADA

  1. Blanca dijo:

    Querida Sor Purísima: Felicidades en esta fiesta de la Presentación en el templo que es el día dedicado a la Vida Consagrada.
    Hay que felicitarte además porque eres una enamorada de tu vocación viviendo feliz como monja de clausura y tratas de pregonarlo sin descanso para que llegue a alguien que pueda estar buscando un camino para vivir la vida eligiendo la MEJOR PARTE, como María de Betania…
    Yo puse una entrada días pasados dedicada al mismo tema.
    El Foro de Oración que tu conocías despareció y….Me he embarcado en otro que ya lleva unos días caminando….Ya te daré la dirección, ya está funcionando, pero necesitamos la oración de las Contemplativas para que podamos sacarlo adelante y hacer camino….
    Toda la vida el Día de las Candelas ha sido gran fiesta para mí. Era la fiesta del pueblo de mi padre y luego de los pueblos por donde pasé siendo Maestra….Lo celebramos a lo grande en mi casa….En Misa, cuenta con mi recuerdo por vosotras y tú, haz lo mismo conmigo….Necesito vuestra oración.
    Un fuerte abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Myrian dijo:

    Felices vosotros los que dedicais vuestra existencia a la vida consagrada, los Primeros Viernes de cada mes estáis en mi oración, siempre pido por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Recuerdo que de niña quería ser monja, debí de perderme en un cruce de caminos y mi rumbo cambió, no obstante pienso que acaso Dios tenía otros planes para mi, y cada uno desde su estado puede hacer cosas buenas ¡Cualquiera sabe amiga! Pero si te digo que os admiro muchísimo. Que Dios os bendiga y aumente el número de vocaciones, hacen mucha falta ante el mundo inmoral que nos rodea. Un fuerte abrazo.

  3. Betsi dijo:

    Ser religioso o religiosa es optar por una forma de vida que no se cotiza, que no tiene aplausos, en la que no hay seguridades. Sin embargo, es la manera más bella de vivir la vida “escondida en Cristo”, de ser “sal y luz del mundo”, de encarnar el espíritu de las Bienaventuranzas.

    “Padre nuestro, con la voz de tu Espíritu Santo, y confiando en la materna intercesión de María, te pedimos ardientemente: manda a tu Iglesia sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Consagrados que sean testimonios valientes de tu infinita bondad. ¡Amén!”

    Purísima, que Dios te colme de bendiciones !!
    Con mucho cariño,
    Betsi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s