TODOS LOS SANTOS día 1 de noviembre

Todos llamados a ser santos

“Una sola cosa es necesaria”

(Lc 10,42): la santidad personal. Este es el secreto de la alegría, la buena
nueva para el mundo, la siembra de paz que necesita la sociedad.

La fiesta de todos los santos nos recuerda la multitud de los que han conseguido de un modo definitivo la santidad, y viven eternamente con Dios en cielo, con un amor que sacia sin saciar. Es también la fiesta de todos los que estamos llamados a unirnos a los que forman la Iglesia triunfante: nos anima a desear esa felicidad eterna, que solo en Dios podemos encontrar. Vivimos en esperanza, de que Dios saciará todo el afán de felicidad
que anida en nuestro corazón, como decía San Agustín: “nos has hecho, Señor,
para Ti, y nuestro corazón está  inquieto hasta que descanse en Ti”. San Pablo dice que nadie puede imaginar las maravillas que Dios nos tiene reservadas. Saciarán sin saciar, y este pensamiento de plenitud nos ha de ayudar a llevar la cruz de cada día sin caer en conformarnos con premios de consolación, con pequeñas compensaciones efímeras, que a la hora de la verdad son engaños, cartones repintados que defraudan las ansias de cosas grandes de nuestro corazón.

Estamos llamados a pertenecer a la familia de Cristo, desde toda la eternidad hemos sido pensados, amados, para este fin, y para ello hemos sido creados: predestinados como hijos queridísimos, por puro amor (como comienza diciendo la carta a los Efesios.

Esta gratuidad de la llamada a la amistad con Dios está desarrollada en muchosotros lugares como 1Tes. 4,3). Para ello tenemos los medios de siempre, que hay que adaptar a las circunstancias de cada vida: oración y sacramentos, que son medios y no fines, el fin es al que se va avanzando como el que va hacia una luz, paso a paso: conla gracia de Dios, y la lucha alegre, vamos hacia Jesús, a corresponder a su amor con nuestra correspondencia que se manifiesta en la sensibilidad para hacer la voluntad de Dios. Con estos medios tenemos experiencia de Dios, como la tuvo Moisés en el Monte Sinaí ante la zarza ardiendo sin consumirse, cuando se le manifestó el Señor diciéndole: “descálzate porque este lugar es santo”, y cuando bajó del monte, cuando su faz reflejaba la luz divina. Es también la experiencia de San Pablo camino de Damasco: ciego ante la luz, para penetrar en la luz interior. Eso es la santidad: sentir a Dios en nosotros, sentirsemirados por Dios que tira de nosotros con suavidad y fuerza hacia arriba, si le tomamos la mano que nos ofrece para que allá donde está Él también vayamos nosotros. Esa determinación de seguir a Cristo se va desplegando en una serie de virtudes que al procurar vivir con alegría y constancia, se va haciendo heroísmo.

Ha dicho Jesús: “Una sola cosa es necesaria” (Lc 10,42): la santidad personal. Este es el secreto de la alegría, la buena nueva para el mundo, la siembra de paz que necesita la sociedad. La gran solución para todo, es la santidad: ese encuentro personal con Dios, que ponemos –ante el ofrecimiento de su gracia- buena voluntad, es decir correspondencia: lucha, esfuerzo personal por ser mejores y hacer el bien, pues la fe, si no va unida a las obras, está muerta.

ORACIÓN PARA PEDIR LA SANTIDAD

Oh Dios, fuente de toda Santidad, por intercesión
de tus santos,
que tuvieron en la tierra diversidad de carismas
y un mismo premio en el cielo, haz que caminemos
dignamente
en la vocación particular con que nos has llamado
a cada uno de nosotros. Amén.

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en IGLESIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a TODOS LOS SANTOS día 1 de noviembre

  1. Blanca dijo:

    “El Maestro, antes de dar su vida por amor, nos mandó que nos amáramos como Él nos había amado y que permaneciéramos en ese amor divino. Por la fe se puede superar la tendencia al mal y sobreponerse a todas las dificultades por amor a Dios. Amor que se demuestra con las obras de misericordia especialmente con los hermanos en la fe y con el prójimo.
    La santidad es la belleza de la casa de Dios. La Iglesia es la gran armonía y el buen olor de Cristo. Los santos han dejado que actúe en ellos el Espíritu del Amor de Dios. ¡Seamos santos, porque Dios es Santo!”
    Ángel Moreno de Buenafuente

    Todos los Santos y Santas de rogad por nosotros!!
    Un abrazo , querida Sor Purísima
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Betsi dijo:

    La Iglesia entera, y nosotros con ella, rebosa de una gran alegría, de un gran gozo y de una confiada esperanza al estar celebrando la Fiesta de todos los santos.

    “todos los hombres y mujeres que celebramos hoy tienen algo en común: han seguido, cada uno en su siglo y en su ambiente, el camino de las bienaventuranzas: han sido humildes, disponibles siempre a los hermanos, con pureza y trasparencia de corazón, han vivido la misericordia en su vida, siempre se han movido por sentimientos de paz, siempre tuvieron en sus vidas hambre y sed de la justicia y entereza frente a las tentaciones”.

    La Santísima Virgen es para nosotros Modelo y Madre para nuestra santidad. Nos consigue todas las gracias para serlo. Acudamos a Ella.

    Purísima Dios te bendiga por medio de María !!
    Betsi.

  3. Myrian dijo:

    Una hermosa festividad además para recordar a todas aquellas personas que Dios ha llamado, pero que seguro que donde están nos siguen queriendo y ayudando, lo mismo que nosotros desde aquí, una hermosa comunión. En mi pueblo el sacerdote no puede pasar por el Cementerio debido a las muchas parroquias que tiene que atender, sin embargo los feligreses seguimos manteniendo la costumbre tan arraigada de estar allí este día y todos juntos rezamos el Santo Rosario por todas las personas tan queridas y que ya no tenemos con nosotros para que Dios les de el eterno descanso. Un abrazo Purísima.

  4. Una cosa sola es necesaria: ser santos. A ello deberíamos dedicar todos los segundos que el Señor nos regala.
    Maribel

  5. Ignatius dijo:

    Sor Purísima,

    Gracias por este espacio.Es un lugar muy amable, con oraciones y reflexiones que nos ayudan a a seguir cada uno en esto que es lo más importante: nuestra relación personal con Dios. Cuando entro me encuentro con algo muy hermoso. Lo que leo en esta página no es ni más ni menos que la fe que profesaba mi madre.
    La leo siempre aunque no comente. Espero que siga escribiendo por mucho tiempo. Nos hace mucho bien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s