SOLEMNIDAD DE PENTECOSTES

Ven, Espíritu divino,

manda tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre;
don, en tus dones espléndido;

luz que penetra las almas;

fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma,

descanso de nuestro esfuerzo,

tregua en el duro trabajo,

brisa en las horas de fuego,

gozo que enjuga las lágrimas

y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,

divina luz, y enriquécenos.

Mira el vacío del hombre

si tú le faltas por dentro;

mira el poder del pecado

cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,

sana el corazón enfermo,

lava las manchas,

infunde calor de vida en el hielo,

doma el espíritu indómito,

guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones

según la fe de tus siervos;

por tu bondad y tu gracia

dale al esfuerzo su mérito;

salva al que busca salvarse

y danos tu gozo eterno.

Amén.

Secuencia de Pentecostés

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en CUARESMA Y PASCUA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a SOLEMNIDAD DE PENTECOSTES

  1. Blancab dijo:

    Espíritu prometido y donado por el Padre. ¡ Te alabamos y te bendecimos !
    Querida Sor Purísima, que el Espíritu Santo te colme de sus Dones. Qué seamos dóciles y nos dejemos guiar por el Espíritu Santo y sepamos ser Testigos, que este mundo de hoy necesita un Nuevo Pentecostés…
    Un fuerte abrazo
    http://www.isladesentimientos.es/

  2. Maria Luisa dijo:

    Todos los hijos de Dios somos marcados por el Espíritu Santo y llamados a la santidad. ¡Cuántas cosas haríamos si nos dejásemos guiar por Él! Feliz Pentecostés!!! M.Luisa

  3. Betsi dijo:

    El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia, que es vivificada con su poder y con su acción. En virtud de la acción del Espíritu Santo, se realizan los sacramentos y son fuentes de santificación. Porque el Espíritu de la verdad está actuando, de manera permanente, en la Iglesia fundada por Jesús, el Papa es infalible en cuestiones de fe y de moral y la verdad revelada, bajo la custodia del Magisterio, se va transmitiendo de generación en generación sin alteración alguna. Si cada uno de los bautizados puede alcanzar la meta de la santidad, a la que es llamado, es porque el Espíritu Santificador actúa en su vida, y en su alma, y lo convierte de pecador en santo.

    Que la Santísima Virgen María, Esposa de Dios Espíritu Santo, nos haga hijos dóciles al Espíritu Divino en nuestro deber ser santos y de evangelizar nuestro mundo.

    Purísima, abrazos, felicidades y bendiciones !!
    Betsi.

  4. maribelad87 dijo:

    Ven Espíritu Santo y llena nuestra vida de la alegría de Dios.
    Que Él bendiga tu vida y todo lo que emprendas para la gloria de Dios.
    Maribel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s