ME AMÓ Y SE ENTREGÓ POR MI

“UN MANDAMIENTO NUEVO OS DOY QUE OS AMEIS UNOS A OTROS”  

¿Cómo es nuestro amor a Dios y a los hermanos? ¿Qué es amar con madurez?  

El amor es algo más que una emoción y un sentimiento. Amar con madurez es, amar con gusto o sin gusto, con atracción o sin ella.  Aquí es donde se puede fallar sino se ama con afectividad madura entonces cuando se pierde el gusto, pues se acabó el amor. Sentir no es suficiente para amar es necesario darse motivos para amar, unidos la cabeza y el corazón y conocerse a sí mismo. 

El que ama, genera paz.  

El amor inmaduro crea conflicto, el amor es tolerar. 

Cuando se busca más ser amado que amar, es infantilismo. Si el amor es cuando me “conviene” el día que la salud no esté… el día que haya penas ¡se acabó, se acabó! El amor es DAR-SE, gratuidad, entrega, valoración de la dignidad del otro… porque lo valoro. Es un compromiso de exigencia y donación. Al otro hay que amarle por lo que Dios le ama.  

Dios ama hasta dar la vida en la Cruz.  

¿Queréis saber si amáis a una persona? No os fijéis y preocupéis si siento mucho cariño, si tengo una gran atracción, eso es poca cosa. ¿Cuánto me exijo por él o ella, a que estoy dispuesta? Todo eso sin pedir, ¡sin pedir! Porque si empiezo a pedir… tienes que hacer lo que haga falta, “queriendo tú”.  

La exigencia mía por el otro es sin condiciones. El amor de ayuda nunca se puede fundamentar en que siento, cariño, atracción y si no siento ¿qué? El amor es como el del Buen Samaritano ayudar al que lo necesita y alegrarse con el que goza. Es gozarse y está lejos todo tipo de envidia, de insensibilidad, de indiferencia. No podemos ser dueños de nadie, lo primero que me va exigir el amor es el respeto. Si me compadezco, me solidarizo. Me pongo a su disposición, habitualmente, entonces lo convierto en estado de vida. Entonces cumplimos el mandato del Señor:  

JESÚS NOS DIO EJEMPLO,  NOS AMÓ HASTA EL EXTREMO.  

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en CUARESMA Y PASCUA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ME AMÓ Y SE ENTREGÓ POR MI

  1. Jorge dijo:

    Gracias por estas palabras. Demasiadas veces nos conformamos con palabras bien intencionadas. Pero hay que concretar qué es eso de amar. Y hoy nos das pistas. Y una cosa me gusta de manera especial: amar no es sólo algo sensible. Es unir corazón y cabeza. Gracias de nuevo por esta enseñanza. Unidos en la proximidad de la Pascua.

  2. Myrian dijo:

    Mis felicitaciones Purísima. ¡ Cuánto se aprende con vosotros!una buena entrada de cara a la Cuaresma que se aproxima. un abrazo para ti.

  3. Betsi dijo:

    Bendiciones Purísima !!Amar como Dios nos amó, nos ama… ¡qué grandioso! Me llevo tu reflexión en el fondo de mi corazón… mucho por aprender… cantidades para reflexionar… y toneladas por Dar-se !!Te quiero cantidades astronómicas !!Dios te bendiga y Nuestra Santíisma Virgen María te cubra con su manto de amor !!Betsi.

  4. Blanca dijo:

    Querida Sor Purísima: Gracias por esta entrada del MANDAMIENTO del AMOR, que nos recuerdas y con unas imágenes que se graban en la retina de los creyentes: El AMOR más grande fue dar la vida por nosotros y nos lo dejó como signo y señal por la que nos conocerán a los cristianos….El mismo Jesús nos lo dijo, pero no lo recordamos muchas veces….El mundo tiene hambre de AMOR… Seamos instrumentos de ese AMOR para quienes estén en nuestro entorno real y virtual que hoy la vida “on line” tiene también gran importancia .En Internet se refugia mucho mal, pero TMBIÉN, es puente por el que se puede comunicar mucho bien, a nivel mundial….Internet, es también un reto para los cristianos. No podemos estar ausentes: Hoy 25 de marzo (Día del HÁGASE de la Virgen), te visito y además de agradecerte tu visita a mi Espacio y tus palabras, te deseo todo bien, paz y bien como decís los que vivís una espiritualidad franciscana. Un fuerte abrazohttp://corrientita.iespana.es/

  5. Prados dijo:

    Me uno a tus palabras: Gracias por tu Sacrificio, Señor. Un abrazo.

  6. Maria luisa dijo:

    El signo más cercano de este mandato, es el lavado de pies del Señor a sus discípulos, poniéndose a sus pies para servirlos. No olvidemos la lección que nos da Cristo¡Su única lección!!! la del amor a Dios y a los hermanos. Qué difícil amar cuando un mundo en pie de guerra nos impulsa a no amar! Qué difícil cuando todo nos lleva a encerrarnos en nosotros mismos, como un caracol con vueltas y más vueltas, muchas veces para defendernos de las agresiones! Sin embargo el mandato sigue vigente como una interpelación al cristiano " En eso conocerá el mundo que son mis discípulos: en que se amen unos a otros" Si todo hombre es mi hermano, todo lo que a él le sucede tiene que ver conmigo, porque en Cristo Jesús todo hombre lleva mi sangre..Querida Purísima: los interrogantes del texto me hacen buscar respuestas sobre el verdadero amor: el que se da y se recibe sin nada a cambio. Un fuerte abrazo , besos y bendiciones: María Luisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s