Llena de gracia ¿Qué es la Gracia?

  
Llena de gracia
  
  
  
¿Qué es la “gracia”?Gracia es el don o auxilio gratuito y sobrenatural de Dios por el que, respondiendo a su llamada, El nos prepara para ser adoptados como hijos en su Hijo por el Bautismo, nos hace participar de su misma naturaleza y nos constituye en herederos de la vida eterna. De manera sencilla, podemos decir que la gracia es la acción de Dios acercándonos a Él para que seamos sus Hijos.

Gracia santificante o habitual:

Cualidad sobrenatural, inherente a nuestra alma, que nos hace partícipes real, formal, pero accidentalmente, de la naturaleza y de la vida divina. La gracia santificante es un don habitual, una disposición estable y sobrenatural que perfecciona al alma para hacerla capaz de vivir con Dios, de obrar por su amor; la gracia habitual es disposición permanente para vivir y obrar según la vocación divina. Un autor contemporáneo, para expresar la idea de que la gracia es una vida nueva, la compara a un injerto divino introducido en el tronco silvestre de nuestra naturaleza, y que se junta y combina con nuestra alma para constituir un principio vital nuevo, y, por ende, una vida de orden mucho más elevado. Mas, así como el injerto no comunica al tronco silvestre toda la vida de la esencia o sustancia de donde la tomó, sino solamente algunas de sus propiedades vitales; tampoco la gracia santificante nos da toda la naturaleza de Dios, sino solamente alguna cosa de su vida que para nosotros constituye una vida nueva; participamos de la vida divina, pero no la poseemos por entero. Esta divina semejanza prepara al alma para una unión muy íntima con la Santísima Trinidad que en ella mora.

<B< gracia la de>

– Hace capaz de creer en Dios, de esperar en él y de amarlo mediante las virtudes teologales;
– Concede poder vivir y obrar bajo la moción del Espíritu Santo mediante los dones del Espíritu Santo;
– Permite crecer en el bien mediante las virtudes morales.

La gracia actual:

Es un auxilio sobrenatural y transitorio que Dios nos da para iluminar nuestro entendimiento y fortalecer nuestra voluntad en la producción de actos sobrenaturales.
a) Obra directamente sobre nuestras facultades espirituales, entendimiento y voluntad, no solamente para elevarlas al orden sobrenatural, sino también para ponerlas en ejercicio, y hacerlas producir actos sobrenaturales. Pongamos un ejemplo; antes de la justificación, o sea la infusión de la gracia habitual, nos hace ver la malicia y los tristes efectos del pecado, para que lo aborrezcamos. Después de la justificación, pone ante nuestros ojos, con la luz de la fe, la infinita hermosura de Dios y su misericordiosa bondad, para que le amemos de todo corazón.
b) Pero, además de estas gracias internas, hay otras que llaman externas, las cuales, obrando directamente sobe nuestros sentidos y facultades sensitivas, llegan hasta nuestras facultades espirituales, tanto más cuanto que muchas veces van acompañadas de verdaderos auxilios internos. La lección de las Sagradas escrituras o de algún libro espiritual, el oír un sermón, o un trozo de música religiosa, una conversación de cosas de espíritu son gracias externas: no fortalecen la voluntad, pero producen en nosotros impresiones que excitan el entendimiento y la voluntad, y lo mueven hacia el bien sobrenatural. Por otra parte, Dios juntará con todo esto muy a menudo mociones internas, las cuales, iluminando el entendimiento y fortaleciendo la voluntad, nos ayudarán a convertirnos o a ser mejores. Esto es lo que se deduce de un pasaje del libro de los Hechos, que nos presenta al Espíritu Santo abriendo el corazón de una mujer llamada Lidia, para que escuche la predicación de S. Pablo.

Su modo de obrar:

a) La gracia actual obra en nosotros moral y físicamente: moralmente, por medio de la persuasión y de la atracción, como la madre que, para ayudar a su hijo a andar, le llama cariñosamente y le atrae hacia sí con la promesa de un premio, físicamente, comunicando fuerza nueva a nuestras facultades, bastante débiles para obrar por sí mismas, a la manera que la madre coge a su hijo del brazo, y le ayuda, no solo con la voz, sino también con el gesto y la acción a dar algunos pasos.
b) Si consideramos otro de los aspectos de la gracia, vemos que ésta previene nuestro libre consentimiento, o le acompaña en la realización del acto. Por ejemplo cuando nos viene el pensamiento de hacer un acto de amor de Dios, sin haber hecho yo cosa alguna para suscitar en mí tal pensamiento: es una gracia preveniente, un buen pensamiento que Dios pone en mí; si le acojo bien, y procuro hacer el acto de amor, lo hago con el auxilio de la gracia concomitante. -Semejante a esta distinción es la de la gracia operante, por la que Dios obra en nosotros sin nuestra directa colaboración; y la de la cooperante, por la que Dios obra en nosotros con nuestra libre colaboración.

Tomado del excelente sitio web CORAZONES.ORG.

  

María, ¡llena de gracias!..

Ruega por nosotros

Anuncios

Acerca de Sor Purísima

Soy Monja de clausura Concepcionistas Franciscana y Muy feliz.
Esta entrada fue publicada en DE LA VIRGEN y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Llena de gracia ¿Qué es la Gracia?

  1. Prados dijo:

    Muy interesante la entrada. Voy aprendiendo mucho gracias a estos textos y explicaciones. Un abrazo.

  2. Maria luisa dijo:

    "Solamente la gracia de Dios nos basta y alcanza" Como Padre amoroso, nos atrae y derrama sus gracias celestiales en sus diferentes aspectos.Como decimos en el Salve pidamos el auxilio de nuestra Madre :"Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos diignos de alcanzar las promesas y GRACIAS de Nuestro Señor Jesucristo" Amén. Besos y muchas bendiciones:María Luisa

  3. Blanca dijo:

    Sor Purísima: Hoy que es una fiesta de la Santísima Virgen vengo a dejarte un saludo y me encuentro una entrada preciosa. Feliz día de Las Candelas!. Un fuerte abrazo!http://corrientita.iespana.es/

  4. Betsi dijo:

    La gracia de Dios actúa en silencio. Nadie sabe cómo sucede. Opera silenciosamente en las profundidades de las almas. María, llena de gracias, privilegiada del Señor y excelsa por encima de todas las mujeres de la tierra. Candelaria luminosa encendida en sencillez y en esperanza !!Besitos, abrazos… un "te quiero" grandote y que "el Señor te bendiga y te guarde… te muestre su rostro y te dé la paz".Muchas felicidades y felicitacionen.. Betsi.

  5. Prados dijo:

    ¡Felicidades por el día de la vida consagrada!, me olvidé el otro día, un abrazo.

  6. Berakha dijo:

    Gracias hermana por compartir , la graqcia santificante nos eleva en medio de las penas y nos da fuerzas para poder continuar, es un balsamo para el alma un don , algo realmente maravilloso.Un saludo.Berakha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s